7.9.06

Más cara que ninguna

Así se llama el relato-opinion de Benjamin Prado hoy en El Pais, la historia de un neo-pepito que ve los nubarrones en el horizonte:

Qué extraño, cuantas más casas se construyen, más caras resultan, con lo cual ese extraño mundo en el que cada ladrillo vale su peso en oro funciona, también, al revés que todo lo demás: a más oferta, más precio. "Que es lo que ocurre cuando la abundancia no se junta con la justicia sino con la avaricia", filosofó Juan Urbano, al que después se le vio asintiendo con entusiasmo mientras leía que los responsables del sindicato Comisiones Obreras culpaban de ese treinta y dos por ciento de todos los demonios a las "políticas urbanísticas depredadoras y especulativas que no están siendo combatidas por el Gobierno regional, permitiendo desarrollos urbanísticos desproporcionados como los que se anuncian en numerosos ayuntamientos de la Comunidad de Madrid." O sea, lo de siempre. Que la célebre burbuja inmobiliaria no estalla, y si algún día lo hace será con nosotros dentro y ellos fuera.

Leed el artículo completo, es interesante y se lee en un momento.

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home