16.12.05

¿Cuanto vale una idea?

Las mias son baratas. La Ministra de Cultura Carmen Calvo ha tenido una que nos ha costado un millon de euros a todos los españoles.

No sería un mal precio si fuera una buena idea, juzgad vosotros mismos. Consiste en lanzar una campaña publicitaria (otra) en la que intentan tomarnos el pelo de manera sensiblera. "¿Cuanto vale una idea que te hace soñar, que te hace reir, que te hace llorar"? se pregunta el anuncio. Pues mire, puede valer mucho y costar muy poco.


Pero aqui lo que cuenta es la pela, y las ideas tienen que ser muy caras para que nos sintamos culpables si las tomamos gratis, o prestadas. Las ideas que no se pagan, se roban.
No es entendible el intercambio cultural, o la mera apertura al público de las ideas sin pagar. Todo es mercado, y asi nos adoctrina nuestro ministerio, con nuestro dinero.

Si decidis ver el video (va a ser dificil escapar para los que acostumbren a ver la television) no olvideis el paquete de kleenex para llorar por los pobres autores.

Bastante debatido en la blogosfera, pego aqui algunas opiniones:


David Bravo:
Sorprendente resulta que esa educación la lleven a cabo los mismos que en la nota de prensa que anuncia la campaña se refieren a los autores como "dueños de una idea", cuando, como todo el mundo sabe, la propiedad intelectual no protege ideas sino su concreta expresión en una obra.

El anuncio evita parecerse a las campañas insultantes de la FAP, pero es un despropósito que durante 30 segundos repite derivados de la palabra "valor" hasta la saciedad, cuando, en realidad, todo parece indicar que de lo que se está hablando es más bien de "precio".

"¿Cuánto vale una idea que te hace soñar, que te hace reir, que te hace llorar?", te pregunta el anuncio. Pues lo que es valer vale mucho, pero costar, depende. Por ejemplo, en las bibliotecas están gratis y en las redes P2P, también. Otra cosa es que el Ministerio de Cultura entienda que el valor y el precio son una misma cosa y que acceder gratuita y libremente a la cultura sea equivalente a no valorarla. Si es así es hora de empezar a mirar mal a todos esos gorrones que se pasan el día en la biblioteca por la cara.


Escolar.net:
La ministra Carmen Calvo ha aprovechado la ocasión –no hay nada como invertir dinero público en campañas publicitarias para conseguir la atención de los medios– para avanzar algunos de los datos del anuario 2005 de la Cultura. Cultura con mayúsculas, que para eso es de pago.

Las cifras son desoladoras. Aterradoras. Tremendas. Por ejemplo, las familias españolas hemos pasado de gastar 7.000 millones de euros anuales en “Cultura” durante el año 2000 hasta los 9.500 millones del año pasado. Sólo 2.500 millones más en cuatro años. ¿Pero es que nadie tiene piedad de la pobre industria cultural? ¿Cuántos creadores más tienen que morir de hambre para que España reaccione?

Iñigo Saenz de Ugarte:
La cultura es ese inmenso valor que sirve, por ejemplo, para que los ministros recuerden las frases de grandes hombres. Calvo ha recordado una de ellas, según la agencia Colpisa:

La titular de Cultura recordó las palabras de Leonardo da Vinci en las que dijo que "lo que mueve el mundo no son las máquinas, sino las ideas" y defenderlas frente al plagio "es una batalla necesaria para la sociedad".

Un ejemplo más de lo importante que es la cultura. Si los asesores de la ministra no hubieran comprado el diccionario de citas en un tenderete pirata, sabrían que la frase es de Victor Hugo.

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home